Comprar el mejor Hosting

Antes de adentrarse a la aventura de contratar el mejor hosting, sería interesante conocer exactamente qué es un hosting y cuántos tipos hay. En mi caso, no hace excesivamente mucho tiempo que averigüé un par de tipos de hosting, un poco más especializados que ni sabía que existían. Así que abre bien esas orerjas, cierra la boca e hinca tus codos, que elegir el hosting ideal no es algo baladí.

 

¿Qué es un hosting?

Llamamos hosting al lugar donde se hospeda un sitio web. Para que los visitantes de tu página pueden acceder a ella a través de Internet, es necesario que la misma esté alojada en un hosting.

Otros nombres que recibe el hosting son alojamiento, host u hospedaje web. Con todo ello nos referimos a lo mismo: la parcela que ocupa un sitio dentro del ciberespacio.

Todos los datos que componen un sitio¡ web (textos, imágenes, etc) se almacenan de forma virtual en los hostings, los cuales se integran, a su vez, en los servidores. Con el nombre de servidor nos referimos a una especie de superordenador, que dota a dichos alojamientos de recursos (memoria, velocidad,etc.).

 

¿Cuántos tipos de hosting existen?

Hosting gratuito

Un hosting gratuito es aquel que permite a sus usuarios alojar sus sitios web sin tener que pagar por ello. A cambio se introducen fuertes cortapisas en comparación con los hosts de pago (publicidad, recursos limitados, no se tiene la completa propiedad del sitio…). No se recomienda para proyectos serios.

Hosting compartido

También se le conoce como shared hosting. Significa que varios alojamientos web comparten un mismo servidor físico (y sus recursos). Gracias a ello se logran reducir costes, siendo muy recomendable para proyectos pequeños y medianos.

Servidores dedicados

A diferencia del anterior, aquí cada hosting tiene asignado un servidor físico en exclusiva, de modo que puede aprovechar íntegramente sus recursos. Es una de las alternativas más caras, siendo aconsejable para los sitios grandes.

VPS

El servidor es virtual (no físico como en los casos anteriores) y atiende a un único hosting. Los servidores virtuales se almacenan en un servidor físico, del que van tomando los recursos según sus necesidades. Su precio estaría entre el servidor dedicado y el compartido.

Cloud Hosting

Un conjunto de servidores físicos interconectados actúan como un mega-servidor dotado de recursos infinitos. Los distintos hostings los utilizan en función de sus necesidades. Sin duda, es la opción más avanzada y poderosa, ideal para los sitios más exigentes.

Tanto el VPS como el Cloud Hosting pueden ser administrados y no administrados, según que su gestión corresponda, respectivamente, al proveedor o al propio cliente.

 

¿Qué es un hosting SEO?

Un hosting SEO es el alojamiento web que aporta herramientas específicas para potenciar el posicionamiento de un sitio web. En definitiva, se trata de un hospedaje que te facilita la tarea de alcanzar mejores posiciones en los buscadores.

La especialidad de este tipo de hosting reside en las IPs. Tenerlo contratado te permite tener varias IPs simultáneamente, pudiendo, además, elegir entre diferentes clases de ellas. Ello es muy ventajoso de cara a crear una red privada de blogs (PBN): una estrategia clave para mejorar el SEO de un sitio web.

Empecemos por el principio: un sitio web necesita que otros sitios lo enlacen para posicionar mejor. Al tener un PBN, esos valiosos links los creas tú mismo. Si cada uno de los blogs integrados en esa red tiene una IP distinta, Google no se dará cuenta de que enlazador y enlazado pertenecen, en realidad, a la misma persona. Esta ingeniosa triquiñuela es clave de cara a la monetización web.

 

¿Qué tipo de hosting comprar?

Comprar un hosting es el primer paso que debes dar para tener presencia online. Desde luego, no es una decisión que debes tomar a la ligera: de ella dependen cuestiones tan importantes como la velocidad de carga, el posicionamiento o la seguridad.

Para comprar un hosting debes ponerte en contacto con uno de los muchísimos proveedores existentes y elegir el tipo de alojamiento web que mejor se adapte a tus necesidades.

  • Busca un proveedor confiable: elegir una empresa seria te garantizará que tu proyecto esté en las mejores manos. Revisa opiniones y comparativas. Examina sus distintos planes y si estos incluyen o no un dominio.
  • Escoge el tipo de hosting que mejor se adapte a tus necesidades: según el tamaño de tu proyecto y las exigencias técnicas de tu sitio web.
  • En realidad, más que de comprar un hosting deberíamos hablar de alquilarlo. Eso sí, a mayor plazo de contratación, menos pagarás por el servicio.

Seguro que con estos sencillos consejos aciertas a la hora de comprar tu hosting.