Ideas para regalar un viaje sorpresa







Llega una fecha especial, un cumpleaños, un aniversario de boda o cualquier otro día especial y siempre te encuentras en la dicotomía de no saber qué regalar. Pues te diré una cosa (o varias) que te van a hacer decantarte por un regalo así.

Para empezar, se ha demostrado que las neuronas pueden crear nuevas conexiones y una de las mejores formas de hacerlo, sino la mejor, es viajando; se cumplen las 3 reglas fundamentales: novedad, variedad y desafío.

Pero seguimos, porque según un estudio realizado en Estados Unidos (éste), se determina que viajar reduce la probabilidad o riesgo de sufrir infarto de miocardio, casi nada ¿eh?

¿Te piensas que ya he acabado? Según otro estudio, en esta ocasión correspondiente a la Universidad Jyväskylän (Finlandia), se relaciona el beneficio que otorga a las personas un viaje en cuanto a su movilidad y un descenso de la mortalidad. ¿Que aún te parece poco?

¿Qué me dices de esto? Viajar es un reto en si mismo (coméntabamos lo del desafío), porque te enfrentas a lo desconocido, nuevas culturas, idioma, etc, y esto hace que, siempre que no acabe siendo un viaje desastroso, tu autoestima sea más fuerte que el vinagre. Por fin parece que tu cara va cambiando, que alivio…

Intentemos poner la guinda al pastel, pero empecemos por el pastel. Viajar también enriquece, te brinda nuevos y variados puntos de vista, abre tu mente y te permite conocer y adquirir nuevas herramientas y estrategias para afrontar nuevos y potenciales problemas en tu vida. Mola, ¿eh?

Y ahora sí que sí, la guinda. Ojo al dato: “Viajar te hace feliz”, ¡ahí es nada!, ¡chúpate esa, pequeñ@ incrédul@! Y que no lo digo yo, lo dice gente de renombre como Gilovich, un psicólogo y estudioso en la materia. Además no sólo se refiere al viaje en sí, sino también a toda la preparación de susodicho, lo que genera una ilusión y unas expectativas no comparables a ninguna otra actividad.

¡Jaque mate, ateo!

Claves para regalar un viaje sorpresa y no ser descubierto

Ya que como hemos podido comprobar viajar es lo mejor de lo mejor, vamos a intentar hacerlo con estilo, regalándoselo a esa persona que tanto apreciamos sin que previamente sepa de qué va el tema. Para cumplir la misión y no ser descubierto, habría que tener en cuenta unas consideraciones:



Información total del “enemigo”

Bueno a ver, es una forma de hablar. Al final, lo que quiero decir es que se han de conocer muy bien cosas como: gustos acerca de posibles países a elegir, culturas que le agraden, si en sus preferencias está el de un viaje de aventura, cultural, gastronómico o de relax total. Y sobretodo, sobretodo, conocer su agenda. De nada vale pulir al extremo el resto de detalles, si finalmente acabamos fallando en la elección de las fechas del viaje.

Borrar tus huellas

Dependerá de quién sea la persona elegida para tan maravilloso regalo, pero recuerda tener en cuenta (si no quieres ser descubierto) cosas como reservar viaje o alojamiento en ordenadores que soléis compartir borrando el historial, o algo muy evidente pero que te lo voy a dejar car, por si las moscas: no pagues a través de tarjetas o cuentas compartidas, porque lo verá todo. Si es alguien muy cercano como un hermano, hermana y sobretodo si se trata de tu pareja y compartís hasta cepillo de dientes, ves ahorrando de forma sutil y escondiendo pequeñas cantidades en algún pequeño agujero negro de tu casa o pídele el favor a un gran amigo o familiar y que haga las transacciones por ti, ¡no seas merluzo!

Día especial, Día del viaje

Es sencillo, no la cagues ahora y sigue el rollo. Ya sea un cumpleaños, un aniversario o cualquier otra fecha especial, se rutinario, normal; no quieras ser lo que no eres: creativo (que por algo estás buscando por internet: “Ideas para regalar un viaje sorpresa“). Nuestro objetivo es el de no levantar sospechas y para ello tendremos un supuesto y típico plan de abuelo cebolleta: ir al cine, a un restaurante, de paseo romántico o incluso de compras, en definitiva cosas que hayáis hecho otras veces en fechas similares. Evidentemente, estos supuestos planes nunca se cumplirán.

Se precavido y cauto y todo saldrá bien.

Equipaje preparado con antelación

Si es una persona muy muy cercana, el regalo puede resultarle más impactante si ya tienes todo preparado de antemano. Y con esto me refiero a: equipaje, documentación y todo aquello que os vaya a hacer falta para vuestro viaje sorpresa. Incluso una vez ya sepa que os marcháis de viaje, mantén en secreto el país o región destino, querrá morirse de la intriga.

Mascotas siempre presentes

Merluzo… supongo que no se te ocurrirá olvidarte de tu/s mascota/s, ¿no? Me da igual que te las lleves de viaje, la dejes en un hotel para mascotas o que un ser querido o conocido te haga el favor de cuidarla. Pero que no me entere yo que se te ocurre pensar: “Bueno, le pongo un cubo gigante de agua y otro de pienso (o de aquello que sea que le des), y no pasa nah, que son pocos días!” Es que te reviento a pellizcos en las nalgas. Si has entrado en mi blog es que tienes un criterio increíble, mastodóntico e hiperbólico, así que seguro que ni se te pasa por la cabeza 🙂

Inicializando Viaje sorpresa [60%]

Así es, considero que habiéndote leído este artículo ya tienes el 60% del viaje sorpresa controlado. Ahora es tu turno, échale algo de imaginación y obtén esa recompensa en forma de cara-sorpresa de esa persona a la que tanto admiras, quieres o amas. Estoy convencido que será todo un éxito, pero la guinda del pastel sería que algún día te pasaras por este humilde blog y comentaras cómo fue la experiencia. ¡Eso sí que sería una sorpresa! 🙂

Y aquí se despide este humilde bloguero, que escribe muy de vez en cuando pero ya sabes, lo bueno si breve, dos veces bueno.


Leave a Reply