La mascarilla FPP3 para el coronavirus o FPP2 (N-95) será lo que deberás buscar para estar protegido realmente contra el virus, además de proteger de forma indirecta a los que te rodean.

Que no te engañen, la pandemia está aquí y hay que tomar medidas. Con tomar medidas no nos referimos solamente a lavarnos las manos frecuentemente o guardar 2 metros de distancia con todo aquel que se nos cruce en nuestra vida. Además existen estudios chinos que hablarían que la distancia entre personas para evitar el contagio del Covid-19 es mayor, cerca de los 4 metros (todavía por confirmar). Cualquier precaución es poca, así que desde mi humilde blog intentaré ayudarte.

Comprar Mascarilla con protección al Covid-19

El colapso sanitario, que cada vez será mayor, nos obliga a tomar medidas drásticas o diferentes del resto de la población. Nuestras farmacias no dan a basto para cubrir la demanda de mascarillas y por ello recurimos a comprar una mascarilla eficaz contra el coronavirus en Amazon, o por lo menos que reduzca las posibilidades de contagio.

Hay que tener en cuenta que Amazon dispone de una infinidad de proveedores, pero son ellos mismos los que se exponen como marca ante la venta de cualquier producto. Así que, tras la expansión del dichoso coronavirus, proliferaron de forma masiva vendedores de mascarillas, que supuestamente decían ser eficaces pero que resultaron ser una estafa para el consumidor. Así que durante toda esta crisis sanitaria, Amazon ha estado retirando más de un millón de mascarillas y accesorios de las mismas, que decían tener una protección eficaz contra el virus.

Día tras día hay nuevos intentos de incluir en el inventario de Amazon, mascarillas que no protegen lo que dicen proteger. Así que te voy a ayudar a conocer las diferentes mascarillas y su eficacia ante el Covid-19.

Mascarilla FPP2 (N-95) en Amazon

Como comentaba antes, hay que tener sumo cuidado a la hora de adquirir una mascarilla en Amazon. A menudo es de mucha ayuda mirar las valoraciones de otros compradores, ya que se han encontrado casos de descripciones falsas del producto. Con una eficacia probada del 92%, o lo que es lo mismo, un porcentaje de fuga máximo hacia su interior del 8%.

Mascarillas FPP3 en Amazon

Son las mascarillas antiparticulas de mayor protección o de protección de partículas más diminutas. En principio ya sería suficiente con la anterior descrita, pero estas tienen un porcentaje de eficacia del 98%.

Son las más buscadas y por otro lado las más difíciles de encontrar.

Protección de las mascarillas

Esto es un fragmento del un Informe Técnico redactado por el Consejo General de Colegios Farmacéuticos, el cual podéis descargarlo en su versión completa aquí.

En líneas generales, existen dos tipos principales de mascarillas:

a) las mascarillas quirúrgicas son las que se utilizan en cirugías y otros procedimientos; se pueden
utilizar para evitar el contacto con las salpicaduras de fluidos y/o sangre potencialmente patógenos
(por ejemplo, en la realización de endoscopias, autopsias, intubaciones, etc.). Pueden ser planas o
plisadas (algunas tienen forma de taza) y se atan a la cabeza con cintas. Protegen más al resto de
personas que a quien la lleva puesta, pues ejercen básicamente de barrera al estornudar o toser,
para evitar la emisión de gotículas respiratorias con posibles microorganismos “de dentro a fuera”.
Por tanto, tienen la finalidad de evitar la transmisión de agentes infecciosos por parte de la persona
que la lleva, pero no son efectivas para prevenir el contagio.

b) las mascarillas filtrantes (también llamadas autofiltrantes): contienen un filtro de micropartículas
gracias al cual pueden proteger “de fuera hacia dentro” en distintos grados. Su finalidad es proteger
al usuario frente a la inhalación de contaminantes ambientales –en partículas o aerosoles– tales
como agentes patógenos, agentes químicos, antibióticos, citostáticos, etc. No protegen frente a
gases o vapores, si bien existen máscaras con filtros específicos para esos casos. Las mascarillas
autofiltrantes se rigen bajo la normativa europea UNE-EN 149 y se clasifican en base a su
rendimiento en:

FFP1 (filtro de partículas tipo P1): tienen una eficacia de filtración mínima del 78% y un
porcentaje de fuga hacia el interior máximo del 22%. Suelen emplearse frente a partículas
de material inerte.
FFP2 (filtro de partículas tipo P2): tienen una eficacia de filtración mínima del 92% y un
porcentaje de fuga hacia el interior máximo del 8%. Se utilizan frente a aerosoles de baja
o moderada toxicidad.
FFP3 (filtro de partículas tipo P3): tienen una eficacia de filtración mínima del 98% y un
porcentaje de fuga hacia el interior máximo del 2%. Se utilizan frente a aerosoles de alta
toxicidad.

Las mascarillas autofiltrantes pueden tener o no una válvula de exhalación para reducir la humedad
dentro de la mascarilla, proporcionando una mayor comodidad al usuario y ofreciendo la sensación
de una menor resistencia respiratoria; las mascarillas con válvula no deben utilizarse en ambientes
estériles.

En general, las mascarillas autofiltrantes deben ser desechadas tras su utilización si no es posible
mantenerlas en buenas condiciones higiénicas para su reutilización. Deben ir marcadas con el
nombre o marca registrada e identificación del fabricante, identificación del tipo de mascarilla, el
marcado CE, y la identificación clara de los componentes y partes diseñadas para ser reemplazadas
por el personal autorizado.

 

El coronavirus ha llegado para quedarse

Mi humilde consejo es que nos intentemos siempre poner en lo peor. Ya hemos visto que las autoridades, tanto nacionales como europeas e incluso la OMS, van siempre por detrás en la toma de decisiones. Informarse bien es un deber y una obligación; recomiendo encarecidamente a uno de los pocos periodistas que fue a contracorriente en el inicio de toda esta crisis, su twitter: Iker Jiménez. También a dos de sus colaboradores, expertos en lo suyo; el investigador Pablo Fuente y el Dr. Gaona. Y además os dejo una pequeña joya que encontré hace un tiempo, un librepensador, una persona que prioriza el dato sobre el relato y porta la bandera del sentido común muy alta: Jano García. De este tipo de informadores y no otros, es de los que debe uno intentarse nutrir estos tiempos.

Un abrazo y feliz cuarentena (en la medida de lo posible).